5 Beneficios que Usted Recibirá al Hacer Enjague Bucal con Agua Salada

Un estudio reciente que fue publicado en el Diario Americano de Medicina Preventiva reveló que hacer gárgaras con agua salada puede prevenir el resfriado y la gripe.

Algunos estudios llevados a cabo en 2005, confirmaron que hacer gárgaras de agua con sal es buena para la prevención de infecciones del tracto respiratorio superior en temporada de frío.

El uso de agua salada como un enjuague bucal es una práctica relativamente común en muchos lugares alrededor del mundo. La combinación de una pequeña cantidad de agua tibia con la sal de mesa común es considerado útil para matar las bacterias en la boca, así como ayudar a eliminar los restos de comida en los dientes.

Beneficios de Hacer Enjagüe Bucal con Agua Salada

Salt-Water

Cuando se utiliza como parte de un régimen de cepillado y uso de hilo dental, el uso de agua salada puede ser muy eficaz como un enjuague bucal.

A continuación algunos beneficios que aporta esto al organismo.

  1. Reduce el dolor en la garganta
    :
      El agua salada puede reducir el dolor en la garganta eliminando el exceso de líquido de los tejidos inflamados. También se elimina de la garganta microorganismos patógenos como alérgenos, bacterias y hongos.
    Preparar una solución de ¼ o ½ cucharadita de sal y 8 onzas de agua tibia para hacer gárgaras.
  2.  Desinflama las encías:    La inflamación es un proceso en el cual hay acumulación de líquido. La sal que se absorbe a nivel tópico no entra dentro de las células, se queda en el líquido intercelular, haciéndolo hipertónico. Para compensarlo la célula se deshidrata, expulsa el líquido, y por eso la zona se desinflama más rápidamente.
  3. Ayuda a prevenir las caries:
    Con la comida el pH de la boca cambia, se acidifica, y facilita la desmineralización del esmalte dental, que favorece a las bacterias de la caries colonizar el diente.
  4. Dolor de Muelas La sal puede matar bacterias y otros gérmenes sacando el agua de los patógenos. Para este propósito se disuelva 1 cucharada de sal y 1 de bicarbonato de sodio en 500 ml de agua pura. Se revuelve bien y  se hacen gárgaras.

Gargling1

5. El Mal Aliento:
La sal puede matar a las infecciones, que son los más frecuentemente causantes del mal aliento.
Disolver ¼ de cucharadita de sal en 2 onzas de agua y añadir unas gotas de aceite de menta. En pocos minutos usted tendrá su propio enjuague bucal casero.

6. Nariz tapada:
Mezcla ½ cucharadita de sal en un vaso de agua. Ponga la mezcla en un gotero nasal  y aspire el líquido a través de sus fosas nasales. Utilice  2-3 gotas en cada fosa nasal.

agua de sal

Debemos recordar que el exceso de sal puede provocar patología en otras partes del cuerpo, y no todos necesitamos enjuagarla, por eso es importante consultar al odontólogo cada caso en particular.